jueves, 25 de junio de 2009

Tarro número 1



Este es un tarro de dulce de leche de diez kilos (los desechan en las reposterías y panificadoras). Lo lavé, lo decoré y quedó reciclado. Tengo más potes en espera de ser pintados. La desventaja es que al ser cilíndricos son poco estables a la hora de recostarlos para pintarlos, se necesita algo de soporte. La ventaja es que no cuestan si uno tiene la iniciativa de recoger los que desechan y la paciencia para lavarlos. Cuestan $17 nuevos y lisos en los lugares donde venden materiales para manualidades y artesanías. Conviene reciclarlos.
Nota: Es preferible barnizarlo, con cualquier barniz, que actúe como protección, pues es un objeto de uso, y como tal, es propenso a mancharse con el tiempo.

5 comentarios:

  1. Esta genial, no cabe duda q sos una artista genial :)

    ResponderEliminar
  2. me encanta, solamente lo pintas o hay que forrarlos también?

    ResponderEliminar
  3. Hola me encantó! solo lo pintás? o lo forras previamente? enseñame...gracias

    ResponderEliminar